Fiesta, música y ¡viva San Bartolomé!

Procesión San Bartolomé
Procesión San Bartolomé

Castillejo se levanta con resaca estos días. Tras cuatro jornadas de intensa fiesta, llega el momento de descansar y volver a la normalidad.


El pasado jueves, con el Pregón de las Fiestas, se dio comienzo a la celebración grande de Castillejo del Romeral, San Bartolomé. Como todas las fiestas en nuestro pueblo, ésta también tiene su connotación religiosa: San Bartolomé fue uno de los Apóstoles de Jesús y testigo de la ascensión del mismo.

La imagen de este santo está representada con un cuchillo en la mano derecha, aludiendo a su martirio, según el cual, fue desollado vivo. Con su mano izquierda sujeta una cadena que atrapa a una diablesa. El origen de éste símbolo, se refiere a la expulsión del demonio Astaroth de un templo donde éste vivía dentro de una estatua. Se decía de ésta que curaba enfermedades y San Bartolomé demostró su ineficiencia: expulsó al demonio y consagró al templo de Jesús.

La escultura que posee la iglesia de Castillejo, porta un racimo de uvas. Unas uvas que representan uno de los sectores económicos del pueblo: la vid. Antiguamente todos los agricultores pedían a San Bartolomé una buena cosecha para sus viñedos.

La imagen sale en procesión el día 24 y 25 de agosto, a ritmo de galopeo y con los danzantes del pueblo dedicándole los tradicionales paloteos. Mientras, los vítores al Santo y a esos tan imprescindibles danzantes, resuenan con el tintineo de las campanas de fondo durante todo el recorrido.

Las noches destacaron por un magnífico ambiente entre los vecinos: mientras sonaba la música de orquesta todos se juntaban para bailar la coreografía correspondiente, la plaza radiaba de alegría y festejo a son de las diversas orquestas.

Han sido unos días especiales para todos los castillejeros, que han disfrutado en familia y con amigos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios