Desde Madrid

TARANCÓN:

Los orígenes del municipio de Tarancón o La noble ciudad de Tarancón, (como su escudo indica) se remontan a los pobladores celtíberos, quienes se asentaron en el barrio de El Castillejo, que más tarde serviría de fuerte en época romana.

Este municipio de unos 16.000 habitantes, recoge en su casco antiguo relevantes monumentos del siglo XVIII pero su historia no termina ahí. Diferentes épocas y acontecimientos, han dado lugar a una población cuya semana santa y su representación de “La Pasión Viviente“, han sido declarados Interés Turístico Regional.

UCLÉS:

A unos 100 km de Madrid y una vez pasado Tarancón se encuentra el municipio de Uclés. Aunque esta localidad se desvía algunos kilómetros de nuestra ruta, merece la pena visitar algunas de sus edificaciones, las cuales, forma parte del patrimonio histórico artístico de nuestro país.

La grandeza de su monasterio, se refleja, no sólo por sus dimensiones, sino también por la historia que sus muros encierran dentro. Construido por la Orden de Santiago, es Bien de Interés Cultural desde 1931.

El atractivo turístico de Uclés es además de histórico, gastronómico, ya que sus vinos cuentan con su propia denominación de origen y como ellos mismos los describen son “vinos singulares que transmiten sensaciones y emociones”.

HUETE:

Varios son los personajes que han estado vinculados al municipio de Huete, algunos de ellos, cercanos a los mismísimos Reyes Católicos, quienes distinguirían esta localidad como Noble y Leal.

Desde la prehistoria a la edad moderna y contemporánea, diversas edificaciones recogen, junto a varios museos, la historia más antigua y más reciente. El Monasterio de la Merced, del siglo XIII, el convento de Jesús y María o la Iglesia de Santo Domingo, son algunos de los ejemplos que muestran a Huete como una de las localidades con más historia de la alcarria conquense.

mapa1

Anuncios