Castillejo acoge la XII Edición del Encuentro de Villancicos de la Alcarria Conquense

Se acerca la Navidad y ¿quién no ha cantado alguna vez un villancico? Desde pequeños, los españoles hemos entonado melódicas canciones con ritmos cascabeleantes y rasguidos de zambomba. Alegres tonadillas, en tonos nieve y olor a turrón. Con un toque mágico a la par que infantil. Unas coplas que invaden los hogares, las calles, los bares… Coplas que acompañan a una festividad de lo más familiar.

VILLANCICOS CASTILLEJO EN EN CASTILLEJO
Vecinos de Castillejo cantando en el encuentro de 2014

Para ir calentando las cuerdas vocales, los días previos a la Navidad, Castillejo del Romeral, como cada año, organiza una reunión de villancicos. En esta XII Edición del Encuentro de Villancicos de la Alcarria Conquense, La Peraleja, Bólliga y Castillejo del Romeral se reunirán el día 5 en la iglesia parroquial de éste último para mostrar, una vez más, el talento navideño que posee cada uno de los pueblos.

A las 18:00 horas del próximo sábado, la iglesia de San Pedro ad Vincula acogerá este evento que estará presidido por los vecinos del pueblo anfitrión, Castillejo del Romeral, y el alcalde del pueblo, Arturo Zarzuela.

Los villancicos vienen de tiempos remotos. Podríamos decir que se remontan a finales de la Edad Media y la época del Renacimiento, aproximadamente. Estas construcciones poéticas y musicales sirvieron para contar cosas sobre la vida cotidiana de los ciudadanos de los pueblos, de la villa, de ahí su nombre: villancico, canción de la villa.

Uno de los villancicos más representativos que tiene Castillejo del Romeral es el titulado Las doce palabritas. Su letra es muy difícil de clasificar. Se dice, que fue una oración usada para espantar el mal. Su texto es religioso y menciona ciertos momentos y personajes del Nuevo Testamento.

Este villancico, considerado un romance de fórmula o acumulativo por la repetición constante de las estrofas, es cantado en más pueblos de España y sur de América, modificando ciertos aspectos o palabras.

Como estas doce palabritas, en Castillejo hay muchas más tonadas que, casi todas sus letras hablan de temas religiosos y del nacimiento del Niño Jesús.

En la España Medieval era muy típico hacer representaciones teatrales en las iglesias sobre la Navidad, fue cuando se dio nombre al primer villancico: Puer natus est. Al prohibirse dichas funciones en los templos, los villancicos quedaron como simples canciones y pronto llegaron a la Corte convirtiéndose así en una de las composiciones profanas más interpretadas junto con el romance.

Cancionero de villancicos de Castillejo del Romeral

Nuevo Romance Huida Egipto

Anuncios