Arturo Zarzuela defiende las entidades locales menores

El alcalde pedáneo de Castillejo del Romeral, Arturo Zarzuela, en un artículo publicado en el diario Voces de Cuenca, ha manifestado su implicación para con las entidades locales menores, en Castilla la Mancha llamadas EATIM (Entidad Territorial de Ámbito Menor al  Municipio).

art
Arturo Zarzuela, alcalde pedáneo de Castillejo del Romeral

Zarzuela ha comenzado explicando que las EATIM son “poblaciones con personalidad jurídica, dependientes de un  Ayuntamiento de mayor rango. Un barrio separado, de ese Ayuntamiento”, recalcando que son “gobernadas por la Junta Vecinal, a cuya cabeza se  encuentra: un Alcalde Pedáneo, y un número de Vocales en consonancia  con el censo”, a lo que añade que “una EATIM es a un  Ayuntamiento lo que una Comunidad Autónoma al conjunto del Estado  Español”.

Más adelante, Arturo Zarzuela explica que “los fondos procedentes del Estado y de las Comunidades Autónomas, llegan a las EATIM a través de los respectivos Ayuntamientos de cabecera”, añadiendo que el retraso de los mismo es, a veces, “insufrible”, ya que suele tardar varios meses en llegar. Así mismo ha destacado que “con frecuencia, quedan marginadas en  el reparto de ayudas e inversiones, como es el caso del Fondo Regional  de Ayuda Municipal de Castilla La Mancha”.

En el artículo de opinión firmado por el Alcalde Pedáneo de Castillejo del Romeral, Arturo Zarzuela, reclama diversas situaciones para las EATIM de Cuenca, como por ejemplo que “los fondos estatales y autonómicos sean abonados directamente a  las EATIM, y no a través de sus Ayuntamientos de referencia”; “que se modifique la legislación para que se incluya a las EATIM  entre los acreedores preferentes de los Ayuntamientos a los que  pertenecen”; “que desaparezca de la legislación la amenaza de supresión de  una EATIM cuando sus cuentas estén saneadas”; “las EATIM deberían poder participar directamente en todas las ayudas  de inversión local que sean convocadas por parte del Estado, la Junta  de Comunidades y la Diputación Provincial”; “Las EATIM tendrían que controlar las tierras que pertenecieron a las  Cámaras Agrarias Locales respectivas, para poder tener acceso directo  a los ingresos que generan”; y concluye pidiendo “una mayor democracia: de la misma manera que el Alcalde  Pedáneo es elegido de forma directa por el cuerpo electoral del  pueblo, los miembros de la Junta Vecinal deberían poder ser elegidos  también directamente, y no ser impuestos por las listas más votadas  del Ayuntamiento de referencia”.

Arturo Zarzuela recuerda, también, que la labor de un alcalde pedáneo se realiza de manera altruista y “transparente”, atendiendo “directamente a la población”. Y cierra su artículo diciendo que “las EATIM son herederas de una tradición ancestral que hunde sus  raíces en las costumbres de la Castilla medieval. Trabajamos contra el  envejecimiento de su población. Contra la despoblación. Contra la  reducción de los servicios públicos. Por la integración social. Por  ser una alternativa socioeconómica a la actual situación de desempleo,  desamparo y desarraigo de muchas personas en las hipertróficas zonas  urbanas”.

Anuncios