¡Qué fin de semana más bueno!

Por: Raquel Puerta.

El fin de semana del 15 de mayo, nos reunimos gran parte de los Castillejeros para celebrar el día de San Isidro y nuestra y muy importante fiesta de la Ascensión (sábado 16).

Las dos fiestas transcurrieron en un ambiente estupendo, el viernes, día del patrón de los labradores. La fiesta comenzó con la procesión del Santo, bendición de los campos y posterior misa. Una vez terminados los actos religiosos, nos juntamos todos a comer por primera vez, una deliciosa caldereta de conejo al ajillo, otra de pollo y otra de asadura frita, todo ello acompañado con vinos de los propios agricultores.

Los mayores, como en años anteriores, una vez terminada la comida echaron sus partidas de cartas, mientras los demás tomábamos una copa.

11109322_966532720032290_3874373820989221999_n
El grupo de ‘rosquilleras’

Sobre las 19,00 horas todas las mujeres mayores y jóvenes, fuimos a hacer las rosquillas, que degustaríamos con un buen chocolate al día siguiente, ya pasada la media noche, dentro de los festejos de la Ascensión. Las madres nos dieron una buena lección de cómo hacer unas buenas rosquillas.

Fue todo muy divertido, una experiencia, que para mí, era nueva, lo pasamos fenomenal.

Muchas gracias a Toñín y Mamen por prestar su casa para cocinar. Muchas gracias a los cocinero Mati y Miguel, pues estaba todo buenísimo y también muchas gracias a las señoras mayores del pueblo que nos han enseñado a realizar las rosquilla. ¡QUÉ BUEN DÍA PASAMOS!

Al día siguiente y para no perder fiesta alguna, celebramos nuestra ya tradicional fiesta de la Ascensión, en la cual se venera a la tan querida en Castillejo, Virgen de la Cabeza.

Como todos los años esta fiesta nos reúne a casi todos los que, al menos, vivimos próximos al pueblo.

La fiesta como todos los años comienza con la misa de medio día en honor a la patrona. Por la tarde, es tradición ir con la Virgen en procesión hasta la ermita cantando el Rosario. La Virgen es llevada en andas por las mujeres del pueblo y los banzos están muy solicitados durante todo el recorrido, más o menos unos 2 km.

Una vez llegada a la Ermita se finaliza con unas salves. Mientras unos rinden su homenaje a la Virgen, otros se reúnen en grupos para realizar la comida o merienda. Unos hacen barbacoas, otros, calderetas de cordero, y los más pequeños, sus tradicionales bocadillos. Es un momento de saludos y reunión de unos con otros, ¡muy entrañable! Una fiesta de muy buena armonía y vecindad. Una vez que cae la tarde y comienza a ponerse el sol se recoge todo en un tractor y se da por finalizada la romería. Muchos de los presentes vuelven al pueblo caminando, otros en su coches y los más atrevidos y, por supuesto, más jóvenes, en el remolque del tractor.

A la llegada al pueblo ya nos está esperando en la plaza nuestro querido ‘Pichón’, que año tras año nos ameniza la velada con sus ritmos hasta altas horas de la madrugada. En la plaza del pueblo, disfrutamos grandes y pequeños con nuestro tico-tico, el gallo, el coyote y múltiples pasodobles que hacen las delicias de los mayores y no pierden uno. Hacia la media noche, se procede a la degustación de nuestro reconfortante chocolate y las rosquillas que el día anterior habíamos realizado, y prosigue la fiesta hasta las 3,00 de la madrugada con el broche final: ‘la jota’, que siempre se baila en Castillejo y ¡cómo no! ‘La Campanera’ que ya es un estandarte en Castillejo.

¡Qué bien se pasó! ¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!

Anuncios

One thought on “¡Qué fin de semana más bueno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s